Prendas que vuelan. Sobre mi primer market virtual y una nueva sección outlet en la web.

Prendas que volaron de mi taller… para volar con vosotras. 
¿Habéis oído ya eso de que 2021 es el año que le sujeta el cubata a 2020?
¡Haha! ¿Quién dijo miedo? Ni Borrasca Filomena, ni día de Reyes con asalto al Capitolio, ni confinamientos perimetrales varios pudieron evitar el exitazo de mi primer market virtual que hice a través de Instagram : “PRENDAS QUE VUELAN”.
¡Y vaya si volaron! Las hicisteis volar vosotras, personas de gusto delicado y estilo inconfundible, yaaaaas. 

Por eso  ¡¡¡GRACIAS!!!

Gracias a quienes le dieron su corazón a las publicaciones de Instagram.
Gracias a quienes repostearon y comentaron las stories. 
Gracias a quienes estaban puntuales a las 2 de la tarde esperando el lanzamiento (y gracias también a quienes preferís el horario de tarde para futuros markets: fuísteis la mayoría, así que, así será en el próximo).
Gracias a quienes os interesásteis por una o varias de esas prendas únicas
Gracias a quienes piden más bombers, tallas más grandes, prendas más veraniegas, algo de chico: ¡oído, costura!
Gracias a quienes os hicisteis con una de esas prendas únicas (Más de una es vicio. No: es broma JAAJA).
Y, simplemente, gracias a quienes me seguís los pasos, los que entráis directamente a mi superweb y me escribís enamorados.
GRACIAS por vuestra participación, de verdad 🖤
Juro: Me ha encantado atenderos por Instagram. La experiencia de ofreceros una venta más privada, más personalizada. Y además hacerlo precisamente con estas prendas a las que doy vida con “mis tesoros”: finales de tejidos, retales que vienen de viajes (propios o de amigos, -¡Gracias por traerme los encarguitos!).
Los guardo primorosamente (mejor que las cápsulas de café en las tiendas Nespresso, ¡que parecen joyerías de diamantes de kilo!, esto para que te hagas una idea).
Ahí quedan los tejidos, reposando durante un tiempo largo… hasta que me piden salir... y mezclarse entre ellos, ¡mira qué amorosos!
Ah, y muy importante esto: 
Gracias a quienes quisísteis haceros con una de esas prendas únicas, aunque finalmente, ooh, no fuera posible. ¡Pero alegrad esas caritas! Cero dramas, cero desesperanza. ¡Las tallas eran las que eran! A veces son amantes esquivas…
Muchas de ellas fueron prototipos, piezas únicas o de algunas tan sólo se pueden encontrar dos, tres unidades. ¿Esa es la gracia también, no?
Pero, recordad: pedid por esa boquita, que todo es hablarlo. Si un modelo te gusta, ¡encárgamelo en tu talla! Si de los tejidos que ves no hay, ¡los buscamos! ¡Y que empiece otra aventura! ¿Quién dijo miedo?

Ojo a ésto también : ¡PRENDAS QUE VUELAN ya tiene su sección en la web! 

¡Espero que os guste!

 

Leer más

¡Cómo han cambiado nuestros Mercadillos!

¡Cómo han cambiado nuestros Mercadillos!

¡Primer Aniversario de la nueva web!

¡Primer Aniversario de la nueva web!

¡Personaliza tu propia aventura!

¡Personaliza tu propia aventura!